Explorando los sentidos: Olfato y gusto

Estimulación Olfativa y Gustativa.

La nariz permite identificar los olores de tu alrededor, los cuales en muchos casos sirven de advertencia para alertar contra peligros como el fuego, gases o posibles infecciones. Los olores están compuestos por diminutas partículas que entran rápidamente a la nariz cuando respiras; cuando tus receptores de olores perciben las partículas de olor envían señales nerviosas al bulbo olfativo y este a su vez envía mensajes al cerebro para que el olor sea identificado. Una vez el cerebro ha identificado un olor, su recuerdo queda contigo por años.

La lengua funciona de manera similar: envía señales nerviosas al cerebro, este identifica los sabores de la comida y bebida, y además, agrega esta información a las señales de olor que esté recibiendo al mismo tiempo, produciendo asi las impresiones sensoriales de lo que tienes en la boca. Se pueden distinguir muchos sabores, sin embargo, las papilas gustativas detectan cinco: dulce, ácido, amargo, salado y el llamado umami (vocablo japonés que significa sabroso). Es decir que todo lo que ingieres contiene uno o más sabores de los mencionados.

Esta semana queremos invitarlos a realizar actividades donde se estimule tanto el sentido del olfato como el del gusto, buscando los siguientes objetivos:

  • Discriminar olores y relacionarlos con personas, objetos y situaciones.
  • Probar diferentes sabores y texturas para que muestren sus preferencias.
  • Favorecer la fortaleza de la movilidad de los músculos de la boca, labios y lengua

 

Materiales –Estos son opcionales, así que puedes realizar la actividad con los que tengas en casa.

-10 vasos desechables

-Una rebanada de naranja o limón

-Una cucharada de café

-Un poco de crema de dientes

-Un pedacito de galleta

-Algodón con un poco de vinagre

-Una rebanada de cebolla o ajo

-Una cucharada de miel o Jarabe

-Una rebanada de plátano

-Un pedacito de chocolate

 

Descripción de la Actividad 

En cada uno de los vasos ponemos el olor o alimento con el que se va a estimular, tapamos los ojos y vamos dando a oler o probar, observando su reacción e indagamos:

¿A qué huele o a que sabe? 

¿Te gusta o te disgusta?

¿Te recuerda algo?

Es importante observar las reacciones e identificar los gustos.

Elaborado por:

Wandy Caicedo

Educadora Especial

INTECI

Bibliografía

https://seorl.net/PDF/Cavidad%20oral%20faringe%20esofago/069%20-%20FISIOLOG%C3%8DA%20DEL%20GUSTO.pdf